22 de Octubre 2014
Canales de TV y Audio Contactar
 
 
4 de Marzo 2013
Mi aula es un videojuego

 

 
Por el título de este post podría intuirse que soy una persona experta en el tema de los videojuegos y voy a hablar de mi experiencia con los mismos en entornos educativos. Nada más allá de la verdad. Para ser sinceros y evitar posibles malentendidos, voy a hacer una confesión, nunca he sentido especial interés por los videojuegos, ni siquiera cuando era pequeña. Si bien es cierto que cuando era niña no había el mismo volumen de estos juegos, con tanta variedad, ni el mismo acceso a los mismos, sí que recuerdo haber jugado alguna vez en casa de algún amigo que tenía videoconsola, pero yo ni siquiera tenía una propia. Tal ve, éste sea el motivo por el que, incluso sabiendo que hoy en día mucha gente utiliza estos recursos para el aula, no había prestado especial atención por ellos.
 
Afortunadamente, gracias a Juan Carlos Gacitúa, profesor chileno experto en el tema, a través de un curso formativo, tuve la oportunidad de visualizar el vídeo de Humberto Cervera en el que habla sobre las diez cosas que aprendió de los videojuegos. Ciertamente, los videojuegos pueden utilizarse para facilitar el aprendizaje de muchos contenidos en el aula y fuera de ella, pero también nos proporcionan nuevas formas de trabajo de las que sacar otras enseñanzas y valores como los que destaca Cervera:
  1. Tienes que tener un propósito: tanto en los videojuegos, como en tu vida, necesitas un propósito que la defina y que con suficiente esfuerzo puedas conseguir.
  2. Piensa a largo plazo: los logros representan el conjunto de experiencias por las que hemos pasado hasta llegar ahí.
  3. Adminístrate: no puedes tenerlo todo.
  4. No puedes ser un acumulador: optimiza los recursos de los que dispones.
  5. Arriésgate: para tener algo que nunca has tenido, tienes que intentar algo que nunca has hecho.
  6. Persiste: los videojuegos proponen retos difíciles, pero posibles. Si pierdes una vez, vuelve a intentarlo, aprenderás de tus errores.
  7. Hazte todas las preguntas posibles: en cada trabajo que desarrollemos tendremos que hacernos preguntas y esforzarnos por encontrar las respuestas.
  8. Explora tus alrededores: existen muchos caminos diferentes que podemos recorrer.
  9. Se tú mismo: en cada juego cada uno toma sus propias decisiones, las que conllevarán unas consecuencias diferentes.
  10. La vida es un juego multijugador: es importante colaborar, jugar juntos a lo mismo.
De esta manera, comprobamos cómo la forma lúdica de trabajar con los videojuegos termina logrando la consecución de valores muy importantes para nuestros jóvenes.
 
Existen muchas pruebas de la eficacia en la utilización de los videojuegos en el aula. Muestra de ello la encontramos en la entrevista realizada en su blog a la Dra. Beatriz Marcano (@beatrizmarcano), psicóloga y especialista en este ámbito, donde habla de su contribución en el desarrollo de la inteligencia emocional.
Otro espacio recomendable si estamos interesados en el tema es el blog Dawn Games, de Noelia García (@NoeBranford), donde podemos encontrar mucha información sobre videojuegos para educación, artículos, libros, programas de creación y multitud de páginas interesantes.
 
Sea como sea, independientemente de utilizar o no estos juegos en el aula, sí podemos tomar como referencia su metodología para transformar nuestra clase en un espacio más creativo, con momentos lúdicos, adaptándonos a una forma de trabajo que gusta y funciona con los alumnos.
 
Para terminar este post me quedo con la frase de Humberto Cervera pronunciada en los últimos minutos de su vídeo. Y es que: “Construir un mejor futuro, es un juego que merece la pena jugar juntos”.
 
Rocío Sánchez Fraile, Orientadora Tecnológica del CITA.

 








Enviar   


 

POST RECIENTES

Nuevos talentos, nuevas oportunidades Valores, emociones y el poder de una sonrisa Entorno y comunicación en red. Lectura pedagógica #esenredUV Mensajes encriptados y otras realidades en el aula Buscando la pedagogía de internet

Archivos

 
 
Feedback